Gran reapertura

Anal. Me gusta esa palabra. Puede que en realidad sea “anual”, ya veremos. Han pasado muchos años y entro aquí y me encuentro un blog horrible sin ningún tipo de formato. No pue ser esto. He cambiado mucho en este tiempo y como autor del blog con menos éxito de todos los que conozco tengo que intentar expresar mi arte mejor. Nah es broma, supongo que será todo igual. El chiste de los monos está un poco quemado ya, como lo de las motosierras. Pero me encantan los monos, eso siempre ha sido la verdad. Son como personas. Por lo que veo ahora escribo mucho más rápido, sin equsxcocArme tasnto como anres.

Creo que para abrir el apetito haré algunas entradas basadas en la cantidad DE MIERDA que escribo en twitter, que es más o menos lo mismo que mi blog solo que con menos letras.

Me da pereza poner imágenes, pero es la primera entrada después de mucho tiempo así que vamos a hacer un esfuerzo eh.

5wTd66PN

Este soy yo, vuestro Dios. No he estado muy metido en el mundo de las cosas serias, así que una de las cosas que he hecho en estos últimos meses ha sido fabricar bigotes de mi propio pelo. Sé que soy un artista, hablemos un poco más de mi. Mi pelo tiene mucho volumen, así que para evitar el corte afro me paso máquina por los lados y por detrás cuando la cabeza empieza a pillar forma de marmota. Este pelo puede tirarse, pero también se puede usar para hacer vello facial falso. El adhesivo empleado es pasta de dientes, tendría que levantarme de aquí para ir a ver la marca, y como me levante sin darle a publicar cierro el puto blog otra vez. Pasta de dientes por la zona del bigote, vas pegando los pelos. Más pasta de dientes. Le das forma. Notas un frescor casi doloroso en la zona del bigote. Para moldear, cortas con tijera. Definitivamente el frescor es dolor ahora. Le das lo últimos retoques, han pasado 10 minutos y quieres quitarte el puto dolor. Ya está acabado. Es como un cuadro. Es belleza. Sacas fotos, muchas fotos, poniendo muchas caras. Pierdes el olfato, llevas 20 minutos oliendo la pasta de dientes, demasiado frescor. Tienes suficientes caras fotografiadas como para usarlas de emoticonos. Limpias con agua. Envías las fotos a sitios como este blog. Usas alguna de emoticono. La gente se da cuenta de que, como sospechaban, eres un puto raro. Pero hay un extraño orgullo en eso. Y esperas a que lluevan los dólares.

Una marmota.

 

¡Y ya está!

Me han entrado ganas de escribir más, joder.

¿Una entrada al día? ¿Una al mes? ¿Una? Quién sabe. De momento me ha gustado el reencuentro. Os quiero mucho a todos los que leáis esto, excepto si lo lee Pablo Motos. Hijo de puta. Hay alguna otra excepción pero no me vienen a la cabeza ahora, hijos de puta a ellos también. Y hasta aquí, un saludo y un bigotudo beso. Un beso muy fuerte y muy mojado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s